Menu

¿Por qué se conmemora el día internacional de la mujer?

nobanner

El 8 de marzo es el día internacional de la mujer. Un momento para honrar al género femenino y su lucha histórica por la igual de condiciones. Si bien en este día se felicita a las mujeres, está marcado por una gran tragedia ocurrida en Nueva York el 8 de marzo del año 1908, en la fábrica “Sirtwoot Cotton”.

Te contamos la historia de lo ocurrido ahora.

A partir del 1900, las mujeres venían arrastrando unas condiciones de trabajo pésimas, las jornadas laborales eran agotadoras, hasta 14 horas diarias, si aquello le sumaban el embarazo, la lactancia, las tareas del hogar extenuantes, y los sueldos irrisorios en jornadas más extensas que los hombres, así como castigos económicos y multas por ir al cuarto de baño “más de lo que creían debido”.
Contrastaba esto con el agravio comparativo que a los hombres se les permitían pequeños descansos para fumar en horarios más pequeños. Es decir, la mujer era contratada como mano de obra barata y doblemente explotada
.
Un 5 de Marzo 1908, varias compañías neoyorquinas textiles, unas 40.000 mujeres, comenzaron una huelga solicitando:
– Igualdad en el salario
– Jornadas laborales de 10 horas
– Rechazo a la explotación laboral infantil.
– Legalizar a las obreras la sindicalización como al hombre.El 8 de marzo 1908 obreras de la empresa Sirtwoot Cotton, de Nueva York, decidieron de forma pacífica encerrarse en la fábrica.Tanto los empresarios como el gobierno vieron un gran peligro en estas reivindicaciones. El propietario de Sirtwoot Cotton cerró la fábrica con candados y prendió fuego. A la hora del incendio no se disponía más que de 29 cubos de agua. La fábrica tenía unas débiles escaleras de incendio que en cuanto quisieron utilizarlas, se desplomaron.Las jóvenes obreras se lanzaban al vacío. Las mujeres saltaban de tres en tres desde los 9 pisos de la fábrica. Los que intentaron ayudar, sujetaron mantas desde abajo, pero con el peso de sus cuerpos se iban rajando y terminaban sus cuerpos en el suelo. Las mangueras de los bomberos apenas podían llegar al 7º piso y la fuerza del agua era débil para sofocar el fuego.

Las pocas puertas que no estaban bloqueadas abrían hacia adentro, con lo que no podían abrirse debido al humo y al afán de querer salir, se agolpaban una tras otra delante de las puertas, mientras el fuego ardía en sus ropas y pelo.
Encontraron a 25 mujeres agolpadas en un vestuario.

Murieron calcinadas 129 mujeres. Las edades estaban comprendidas entre 19 y 24 años.